COLOMBIA; DENUNCIAN PRESUNTA MALA PRAXIS EN CLÍNICA POR MUERTE BEBE Y MADRE ADOLESCENTE EN VIDA VEGETATIVA


POR la protección  a las victimas  a posibles retaliaciones por ser Colombia un país que asesinan quienes reclaman justicia , omitiremos el nombre de la madre, que denuncia la situación de su hija  de 16 años, (omitimos el nombre por derecho a la confidencialidad de acuerdo a la ley   cuando la niña es  presunción de víctima de un delito),

 

Solicito ante EL DR. JOSE LUIS URBANO PRESIDENTE DE  LA FUNDACIÓN PRODEFENSA DEL DERECHO A LA EDUCACIÓN Y LA NIÑEZ, (FUNDAPDEN.INTERNACIONAL) COMO ORGANIZACIÓN DE DERECHOS HUMANOS POR LA INFANCIA, solicito su intervención y denunciar lo ocurre a mi menor hija,

La joven adolescente gestante ingresa a la EPS SANITAS debido a que presentaba fiebre esporádica y dolor lumbar. La EPS SANITAS después de diagnosticarle una sepsis urinaria decide remitirla a la CLÍNICA JUAN N CORPAS ubicada en Suba, Bogotá, alegando que ellos en dicha institución no tienen los medios para tratar a la joven gestante. Esta remisión fue realizada con una observación de la EPS SANITAS, y la citamos: LA PACIENTE DEBE INGRESAR A URGENCIAS CON (ACOMPAÑANTE PERMANENTE), precisamente por ser menor de edad y estar en estado de gestación. Observación que la CLÍNICA JUAN N CORPAS no quería atender hasta que se les hizo el reclamo pertinente por parte de un familiar que a la vez es representante de Derechos Humanos en Colombia.

 

La joven adolescente gestante ingresa a la CLÍNICA JUAN N CORPAS con una sepsis urinaria y después de varios diagnósticos médicos dónde con palabras textuales algunos de éstos galenos afirmaban: ESTAMOS DESCONCERTADOS, NO SABEMOS QUE ES LO QUE SUCEDE CON LA JOVEN deciden trasladarla a LA UCI de COVID-19, entubarla y realizarle otros procedimientos médicos que llevaron a desembarazarla y producirle dos Paros que provocaron una hipopsia afectándole su cerebro. Los resultados de los Exámenes médicos, dieron NEGATIVO a Covid-19, más sin embargo la tuvieron en dicha UCI de Covid más de una semana junto a otros pacientes que si eran positivos a Covid.19

 

Mediante las extrañas circunstancia ocurridas y después de 15 días en sala de UCI NEOTANAL, muere la pequeña bebita, quien había sido primeramente diagnosticada con Muerte Cerebral, Hemorragia Cerebral Tipo 4, luego de Falla Multisistemica y por último de Hidrocefalia.

 

Actualmente la joven adolescente gestante se encuentra en "ESTADO VEGETATIVO", según diagnóstico de la única neuróloga con que cuenta la CLINICA JUAN N CORPAS de Bogotá.

 

Desde el momento del ingreso de está joven menor de edad a la CLÍNICA JUAN N CORPAS, está institución estuvo ocultando y manipulando la información del estado de la misma, manejando diferentes diagnósticos y procedimientos médicos.

 

Ha existido negligencia por parte de ambas instituciones de salud responsables de realizar el siguiente procedimiento médico, RESONANCIA MAGNETICA DE CEREBRO, necesario para saber a fondo cuánto daño pudo sufrir está joven en su cerebro, pues la misma fue trasladada en ambulancia medicalizada desde la CLINICA JUAN N CORPAS y el INSTITUTO ROOSEVELT ambas de Bogotá, rechazando ambas Instituciones la responsabilidad de no haber podido realizar dicho examen y poniendo en riesgo la vida de la joven a quien hubo que trasladar en viaje de ida y vuelta.

 

Por todo lo antes expuesto y muchas más cosas que no se han mencionado en este comunicado, solicito ante ustedes que está situación se eleve ante las Instancias Internacionales pertinentes, ya que hasta el momento las de nuestro país no han dado respuesta precisa y concreta en este caso.

 

Entendemos que los derechos de la joven gestante menor de edad, su bebita y su familia han sido vulnerados, siendo ignorados sus derechos fundamentales a la vida, salud, seguridad social, dignidad y prestación oportuna y efectiva de los servicios de salud, demorando algunos de los tratamientos médicos necesarios para salvar y conservar su vida.

 

Mi hija necesita un examen urgente de “RESONANCIA MAGNÉTICA DE CEREBRO BAJO ANESTESIA”, con el fin de establecer a ciencia cierta, en qué estado se encuentra su cerebro, pero el mismo no se ha podido practicar, debido a que el 25 de noviembre de los corrientes, fecha en la que estaba programado el examen, aunque fue aprobado desde el 15 de noviembre no se realizó. Además de que la ambulancia no llego con el tiempo necesario para el traslado.

 

Según el Instituto ROOSEVELT, informa que el funcionario encargado de la Clínica Juan N Corpas, pese a saber, que en la orden se aclaraba que el examen se debía realizar con anestesia (por el estado de mi hija), solicitó el servicio ante el Instituto Roosevelt, lugar en donde se llevaría a cabo el examen, sin anestesiólogo, por tanto, a mi hija la llevaron hasta el Instituto Roosevelt, en el estado delicado en el que se encuentra, únicamente para perder el tiempo, porque debido a ese error del funcionario de la Clínica CORPAS o del Instituto ROOSEVELT pues aún no se aclara de dónde provino el error, no pudieron hacer el procedimiento,  con lo cual como familiares, presumimos que hay negación al socorro en materia de salud, lo cual condena a mi hija a una muy posible muerte segura y las autoridades de Colombia no han hecho nada al respecto, a pesar que se han realizado varios llamados, a Defensoría del Pueblo, Superintendencia de Salud, Veeduría y diferentes ONG de Derechos Humanos del país

No hay comentarios:

Asamblea Nacional y Tribunal Supremo Justicia en Deuda con la protección de la Infancia Venezolana

JOSE LUIS URBANO, en su calidad de Defensor de Derechos Humanos y Presidente fundador de la Fundación Prodefensa del Derecho a la Educación ...